¿Quién es Olga B?

Olga B es una líder natural, comprometida con las causas sociales de las minorías étnicas, la mujer, la infancia y la adolescencia. Su trayectoria de servicio la ha llevado, desde ser una líder estudiantil en Antioquia, a ser parte de la Asociación Nacional de Usuarios Campesinos de Colombia (ANUC)

De su paso por Bogotá es recordada su dinámica participación en el movimiento estudiantil universitario a finales de la década del setenta, su apoyo a las más de 200 familias que entonces habitaban en asentamientos subnormales en los cerros nororientales de la capital, por quienes trabajó en la reivindicación de sus derechos fundamentales; educación, vivienda digna, salud y servicios básicos.

Como Presidente de la Defensa Civil de La Dorada Caldas, en 1985, vivió la tragedia de Armero, en donde prestó su ayuda humanitaria a los sobrevivientes. El doloroso trabajó ligó con mayor fuerza a Olga B con el Tolima, especialmente con las comunidades más vulnerables.

A su llegada al Tolima, fundó en Líbano el Movimiento de Integración Popular, con el que participó en 1988 de las primeras elecciones populares de Alcaldes.

Tras su llegada en 1990 a Ibagué Olga B decide continuar su trayectoria de servicio en favor de la niñez, también como fundadora y gestora cultural de la Fundación Ignacio Betancur, desde la cual ha impulsado programas culturales y de reconstrucción de la memoria histórica a través del Concurso Nacional de Memorialistas.

Olga B también se ha preocupado por impulsar empresas que buscan el reconocimiento de la región como un lugar de oportunidades y de gran potencial humano como la campaña Creo en ti, creo en mí, creo en el Tolima, de gran recordación entre los tolimenses.

Con el mismo espíritu fundó la Casa Cultural Fundación Ignacio Betancur, en el Cañón del Combeima, desde donde se promueven acciones ambientales, artísticas y sociales que, contribuyen a la construcción de la paz y la reconciliación.

Esta trayectoria social y política le permitió a Olga B ser cofundadora en el año 2000 del Polo Democrático, única mujer firmante en el acta de fundación del partido, por cuya colectividad fue designada dos veces como candidata a la Alcaldía de Ibagué, con propuestas sociales y de desarrollo para ciudad que tanto las necesita y que ella conoce tan bien.

Olga B, profesional en Mercadeo de la Universidad de Ibagué con especializaciones en Gestión Pública, Territorial y Gobierno de la Universidad Javeriana y, en Ciencias Políticas de la Universidad de Salamanca, España, suma a su trayectoria académica la del servicio social por más de 35 años, experiencia que avala su conocimiento de la región y el país, el que ha vivido desde adentro como una más de nosotros.

Al tiempo que Olga B desarrollaba su experiencia como líder social, impulsando proyectos para lograr el bienestar común de la niñez, las mujeres cabeza de hogar, los jóvenes y las clases menos favorecidas, fue también construyendo una vida empresarial con gran visión y éxito.

En la actualidad, 30 años después de su ingreso empresarial al mundo de los juegos de azar, las empresas lideradas por Olga B emplean en cuatro departamentos, incluyendo al Tolima, a más de 40 mil personas y entrega aportes a la salud por más de un billón de pesos anuales.

En el año 2010 Olga B se suma al Partido Liberal, con el que se identifica en sus principios de libertad, equidad y justicia social, los mismos que la han movido hacia la gente y por los que ha luchado desde su juventud.

Olga B encarna en sí misma un liderazgo legítimo en favor de las mujeres, sin importar a que colectividad política pertenezcan, creencia religiosa o grupo étnico.

Al interior del partido ha liderado los esfuerzos que la colectividad ha hecho en campañas para el Senado, Cámara, Asamblea, Concejo y Alcaldías. Desde el año 2015 ejerce como presidenta del Comité de Acción Municipal, cargo desde donde ha seguido apoyando los procesos políticos del partido en distintos lugares de la región.

Desde que Olga B fue designada el pasado 13 de febrero de 2017 por la asamblea del Partido Liberal, como candidata única de la colectividad para llegar a la Cámara Alta, la líder social ha manifestado su deseo de transformar las costumbres políticas tradicionales y renovar las esperanzas de una región, que se merece una mujer de su talla y compromiso como representante de los tolimenses y demás colombianos en el Senado de la República.